Cómo vivir a costa de los Beatles

Estamos en crisis, las discográficas también y muchos grupos han decidido probar suerte por su cuenta (el último, La Excepción) y “emanciparse” de las grandes empresas musicales. De todos modos, es un hecho que los grandes grupos siguen viviendo perfectamente gracias a la música. Si al dinero que se agencian con la venta de discos le sumamos los ingresos gracias a los conciertos y al merchandising, entenderemos que no tienen precisamente problemas para llegar a fin de mes.

 

Ahora bien, si hablamos de los Beatles, esto alcanza unos derroteros inimaginables. No sólo dan dinero por los derechos de autor (que, por cierto, pertenecen a Michael Jackson) y el merchandising oficial, sino que hay un verdadero negocio creado en torno al grupo y a su nombre. Y eso que dejaron de dar conciertos en 1966.

Si echamos un vistazo al mercado, los Beatles dan de comer a:

–  Grupos homenaje que se ganan el sueldo tocando sus canciones (con nombres como Los Escarabajos, Los Cavernícolas, etc.)

–  Autores que realizan el enésimo libro sobre la vida o sobre un aspecto del grupo (Olé Beatles, El cine Beatle)

–  Revistas, periódicos, periodistas y “blogueros” (entre ellos me incluyo) aprovechan cada aniversario del lanzamiento de un álbum, de la muerte de un componente o cualquier otro aspecto para publicar una entrada o artículo

– Managers, maquilladores, o limpiabotas de los Beatles que deciden contar su historia (Un ejemplo: Ticket to Ride: De gira con los beatles 1964-1965,libro escrito por Larry Kane, el único periodista que fue de gira con ellos)

–  Obviamente, a los propios Beatles sobrevivientes y a Parlophone (su discográfica), que siguen sacando tajada con piezas como Beatles Anthology (que incluye un triple CD en el que podemos escuchar rarezas y dos canciones “nuevas” basadas en maquetas de Lennon, un DVD sobre la historia de la banda y un libro descomunal y bastante completo, que recoge documentos inéditos y está escrito exclusivamente con declaraciones de los protagonistas)

–  Visionarios que deciden agregar a los Beatles a cualquier producto: Monopoly de los Beatles, Cirque du Soleil: Love (espectáculo circense ideado por el propio George Harrison y que, claro está, ha conseguido recaudaciones enormes),    Rock Band: The Beatles (videojuego similar a Guitar Hero en el que se pueden “tocar” canciones del grupo que saldrá en septiembre), etc.

Conclusión: de mayor también voy a escribir un libro sobre los Beatles. Los Beatles y las hemorroides, por ejemplo. O mejor: de mayor voy a ser Paul McCartney y vivir del cuento. Eso sí, tendré cuidado de no casarme con ex-modelos con mala leche.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s