Last.fm, una nueva forma de escuchar música

 

El problema de que te guste la música es que hay tanto que abarcar que no se sabe por donde empezar. Entrar en Last.fm es una buena opción. En ella se une el poder adictivo de las redes sociales a la satisfacción de compartir música (y sin que la SGAE te aceche por usar redes P2P).  

Pero, ¿en qué consiste? Para comenzar, tendremos que crear un perfil y añadir cuáles son nuestros grupos o cantantes favoritos. A partir de ahí, podemos añadir amigos y escuchar sus emisoras (es decir, las canciones que ellos escuchen), o crear la nuestra. ¿Cómo lo hacemos? Muy fácil. En Last.fm tenemos la opción de realizar dos tipos de búsquedas de música: por tags (etiquetas) o por grupos similares. En la primera opción, escucharemos aquellas canciones que hayan sido clasificadas con la etiqueta que hayamos elegido (por ejemplo rock). En la segunda, la página reproducirá grupos parecidos al que hemos escogido (si introducimos Beatles, la página reproducirá grupos como los Kinks, los Faces o los Rolling Stones). En ambos casos, todo lo que escuchemos se unirá a nuestra emisora pasados unos segundos. 

lastfm-pantallazo-reproductor2

Lo más común es descargar el reproductor de Last.fm (en la imagen), gratuito, y activar Audioscrobbler, un plug-in que, una vez instalado, reconoce todas las canciones que reproducimos en nuestro PC  y las agrega a nuestra emisora. Además, desde el programa tenemos acceso a nuestro perfil, en el que aparecen una serie de estadísticas: grupos más escuchados, canciones más escuchadas, reproducciones recientes, etc. Como es común, también hay contenidos de pago, que incluyen otras opciones, como escuchar únicamente los temas que marcamos como favoritos o poder ver quién visita tu página.

Respecto a nuestra relación con otros usuarios, podemos enviar mensajes privados, dejarles una nota en su perfil, y ver nuestra compatibilidad musical con ellos. Otra opción es unirnos a grupos (los hay tan dispares como 1989-born –‘nacidos en 1989’– o Beatles4Ever –‘beatles para siempre’) en los que, teóricamente, encontraremos gente con algo en común a nosotros.

 En resumen, Last.fm nos permite saber qué grupos pertenecen a cualquier género (desde el post-punk al psychedelic-rock) conocer las raíces o las influencias del grupo que nos gusta, o simplemente confiar en el buen gusto de nuestros amigos. Yeah, yeah yeah!

Anuncios

4 pensamientos en “Last.fm, una nueva forma de escuchar música

  1. la cantidad de canciones que hemos conocido gracias a las sesiones aleatorias de last.fm 🙂

    muy buena la explicación, ahora me toca a mí hablar sobre las redecillas sociales que le crean tantas reticencias a mi persona

  2. Yeah, yeah, yeah? Cuanto entusiasmo señorita journalistkiller 😛 Está resumido y compacto, pero el profe te dirá que pongas enlaces, y la de relato que justifiques.

    !!

  3. Pingback: Last.fm ha muerto. Larga vida a Spotify. « Internet Killed the Journalism Star

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s